sábado, 16 de abril de 2011

Las pirámides eran lisas y bien blancas!

Te menciono pirámides egipcias y dime que es lo que te imaginas? Triángulos enormes en el desierto hechas de enormes bloques dorados que parecen estar hechas de lego. Ahora lo que estás viendo son los restos que han sobrevivido los vientos, las lluvias y los ladrones.

Su equivalente sería, ese viejo carro deportivo oxidado que vemos en los lotes abandonados.
¿Porqué me hacen esto?
Lo que vemos ahora son las bases estructurales expuestas atraves del tiempo. En sus buenos tiempos parecerían como las luces del casino (menos la electricidad) del antiguo. Los egipcios eran notables por su obsesión con todo lo que brilla y resplandece, como los romanos y el plomo, y más aun si era sobre la muerte de un faraón.
Como las pirámides eran para los faraones, tenían que asegurarse de que sean lo más brillante posible y que sea lo más brillante de todas. La parte exterior de las pirámides estaban cubiertas de una capa lisa de piedra caliza blanca, dando la ilusión de que era una gran sola pieza de pirámide. No me crees? Todavía queda un poco de como solía ser.
La capa exterior sería tan pulida hasta el punto de reflejar tanto la luz del sol (y la luna) que podría cegarte, y las compañías de seguros haciendo millones. Se decía que se podían ver desde kilómetros de distancia, aún en la noche.
Y como eso era poco le ponían un gorrito de oro o electro. Si tuvieran la tecnología pondrían luces neón y brillantines de platino.
No se preocupen ladrones, estos son unos de los acontecimientos arquitectónicos más grandes en toda la historia humana. De seguro necesitaban lo robado para cosas mucho más importantes.

2 comentarios:

  1. Eso ya lo sabía, basta con ver la piramide de Kefren, es blanca por encima..

    ResponderEliminar
  2. Como sabes que lo robaron? y no por ejemplo que posteriormente otro pueblo, o los mismos egipcios lo utilizaron?

    ResponderEliminar